Sal Gourmet

En Sal Roca estamos de enhorabuena, nos han concedido el certificado IFS, seguramente la mayoría de vosotros no tenéis muy claro que es esto del certificado IFS, no os preocupéis hoy os lo vamos a intentar explicar. Obtener el certificado IFS es una garantía de cumplimiento de los estándares más elevados de calidad en el comercio de productos alimentarios. Entre los años 2002 y 2003 representantes del comercio de productos de alimentación alemanes y franceses, definieron el International Food Standard, el IFS, que a su vez tuvo su origen en la Global Food Safety Initiative, la GFSI fundada en el año 2000 y que perseguí como gran objetivo la seguridad de los alimentos.

certificado IFS

De esta forma el International Food Standard, se dirige a las empresas productoras del sector alimentario, concretamente a aquellas como es nuestro caso, que fabrican sus propias marcas de alimentación para el comercio de dichos productos. Es un conjunto de normas y medidas que forman un sistema de gestión de calidad y riesgos específico para los citados productos. El desarrollo de las normas IFS se ha realizado por parte de todos los agentes implicados en la cadena de suministros, es una forma de asegurar que todos ellos se rigen por las mismas reglas en lo que se refiere a la calidad y seguridad de alimentos, productos y servicios que ofrecen.

Estas normas contribuyen a que se cumplan todas las normas legales existentes, de forma transparente ponen a la disposición de los fabricantes y proveedores unas normas únicas para su cumplimiento, lo que revierte al tiempo en los clientes que obtienen respuesta a sus expectativas en las materias de seguridad y calidad de las que estamos hablando. “Las normas IFS son normas de auditoría reconocidas a nivel internacional, para asegurar que les empresas certificadas IFS entregan productos y/o servicios que respetan les especificaciones definidas con sus clientes, para mejorar continuamente la seguridad y la calidad de los productos (no) alimenticios dirigidos al consumidor.”

El esfuerzo de Sal Roca de dar un servicio a sus clientes, cada vez más comprometido con la calidad y seguridad de los productos que llevamos a su mesa, se ha visto recompensado al obtener esta certificación, pero eso no significa que hayamos conseguido nuestra meta, nuestro compromiso con nuestros clientes nos exige seguir trabajando, seguir mejorando y ofrecer cada día un producto de más calidad, y con toda la seguridad que reclaman los consumidores actuales. Así que creemos que más que felicitarnos solo a nosotros mismos por la consecución del certificado IFS, la felicitación es extensiva a todos nuestros clientes y amigos, ¡muchas felicidades a todos!

certificado IFS

Los fenómenos televisivos a veces sirven para cosas positivas, no todo en la tele es gente holgazaneando encerrados en una casa y el resto de la humanidad mirándolos, no, no todo es eso, en los últimos años programas de televisión dedicados a la cocina han conseguido despertar el interés de buena parte de la población en las artes culinarias. Después de ver programas como Top Chef o MasterChef en sus versiones de adultos o junior, a más de uno se le despierta el “gourmet” que lleva dentro, y que mejor que prepararte tu mismo esas deliciosas viandas, por eso te damos un consejo que no falte en tu cocina nuestra sal gourmet…

que no falte en tu cocina nuestra sal gourmet

 

Cincuenta años de experiencia en sal para alimentación nos avalan, esa experiencia y el mimo que ponemos en nuestros productos nos ha llevado a adentrarnos en la experimentación en cuestión de sales gourmet, prueba de esta experimentación son la variedad y surtido de sal para alimentación que os ofrecemos. Hoy vamos a hablaros un poco de una de ellas, y si alguno tiene por ahí una receta en la que haya usado nuestras sales, os animamos a compartirlas con nosotros ¿os atrevéis?

Sal Especial Escamas Roca

Como todos los productos de sal para alimentación que os ofrecemos, la Sal en Escamas es totalmente natural, para la obtención de esta variedad, usamos un proceso lento y totalmente manual. Los cristales de cloruro de sodio afloran a la superficie del mar, de manera que se van creando pequeñas pirámides de estos cristales, y dejamos que la acción conjunta del viento y del sol los sequen, entre otras cosas es por eso que su obtención sea lenta, no podemos acortar de ninguna forma los horarios del sol y tampoco podemos controlar el viento. La recolección de estos cristales es manual, pues hay que evitar que se rompan, para ello se recoge con palas y madrugando mucho, la fragilidad de los cristales es tal que hasta la acción del viento puede llegar a romperlos.

Cuando cogemos con las manos estos cristales tan frágiles se van quebrando entre nuestros dedos formando las escamas de sal, su sabor es muy suave, minimizando el riesgo de pasarnos del punto de sal, una de las amenazas para conseguir un gran plato. Mayoritariamente se usa para rematar o finalizar platos de carnes, pescados y verduras.

En cuanto a las variedades gourmet premium de la sal en escamas en una próxima entrada os hablaremos del variado surtido que os ofrecemos, hasta que llegue ese momento os invitamos a disfrutar de la cocina, arriesgaros con platos novedosos y no os olvidéis nunca de la sal, que no puede faltar en ningún guiso.

Hasta la próxima entrada !!