Las piscinas de agua salada son un opción factible en muchos aspectos, el agua no es agresiva con el cabello o la piel de las personas, como pasa con el cloro, además de que su mantenimiento es más sencillo y es sin duda una alternativa de menor costo, al mismo tiempo en que se es amable con el medio ambiente.

La sal en piscinas es tan efectiva para su limpieza como el cloro tradicional, la electrólisis convierte la sal en cloro y sodio, lo que permite una desinfección natural y completa en su piscina. Lo primordial para mantenerlas es evitar la suciedad en la superficie, hojas e insectos que caen diariamente, no deberán permanecer en ella, hay una serie de pasos a tomar en cuenta para realizarlos diaria y semanalmente.

Mantenimientos diarios con sal en tu piscina:

Funcionamiento activo de filtros y bombas

Es importante que las piscinas de agua salada cuenten con bomba, espumadera y filtros que ayuden a mantenerla, teniéndolos activos el mayor tiempo posible para que succionen los desechos y toda suciedad que exista.

Desechos

Si la piscina está rodeada de naturaleza, diariamente deberán limpiarse las hojas o insectos que hayan caído en ella, así como en los skimmers.

Verificar el pH

Por las mañanas, se debe medir el pH del agua, porque la sal tiende a alterarlo. Para el funcionamiento adecuado de los artefactos en la piscina y para que esté apta para las personas, el pH debe estar alrededor de los 7,2 si ocurre que está por debajo, cualquier elemento de metal que esté en contacto directo con el agua se deteriorará con rapidez, al igual que causará irritación en los ojos y la piel. Si resulta ser mayor que el número mencionado, pierde su efectividad de limpieza y también causará irritación en las personas.

Mantenimientos semanales y mensuales:

Limpieza con limpiador mecánico o aspiradora

Conectando un aspiradora de manos a la espumadera, se crea un efecto de succión, así podrá usarse para limpiar toda la superficie de la piscina, al menos dos veces por semana para obtener una limpieza efectiva, lo mismo podría realizarse con un limpiador mecánico para piscinas.

Limpieza de bomba y filtro

Para evitar obstrucciones por desechos, limpia la bomba, filtro y espumadera una vez por semana con una manguera o grifo donde caiga el agua directamente.

¿Cómo hacer el mantenimiento del agua con Sal en tu piscina?

Limpieza de la celda del generador

La sal en las piscinas podría acumularse sobre la celda del generador, para evitar obstrucciones se debe eliminar los excesos con una manguera de alta presión o algún utensilio de plástico que raspe la sal. Si resulta que la sal está muy adherida se puede remojar la celda con cuatro partes de agua y una de ácido muriático por unos pocos minutos. Esto podrá ser cada tres meses, a menos que se note alguna irregularidad antes de este tiempo.

Controlar el nivel de cloro

Medir los niveles de cloro mediante un test, funciona para chequear el funcionamiento del aparato de cloración salina, si resultan bajos los niveles se debe aumentar las horas diarias de funcionamiento del aparato, y si resultan ser altas, pues se disminuye el tiempo.

Controlar el nivel de sal

La sal podría disminuir su concentración si el filtro realiza muchas limpiezas, lo que podría ocurrir en piscinas con naturaleza alrededor, si esto ocurre, es necesario añadir la proporción de sal adecuada. De pasar lo contrario, que tenga exceso de sal, se recomienda vaciar un poco la piscina para llenar con agua nueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation