usos de la sal verano

La sal es un regalo de la naturaleza. Como proveedores de sal lo sabemos muy bien. Más allá de los usos habituales, en verano podemos sacarle partido de una forma cuanto menos desconocida. Toma nota de estos usos de la sal poco conocidos durante el estío. 

Usos de la sal poco conocidos en verano: conservante

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha utilizado los recursos a su disposición para sobrevivir. Por ejemplo, la sal. Antes de que se introdujera la congelación o el baño maría, ¿cómo se conservaban los alimentos? En especial carnes y pescados.

En efecto: con la sal. Como conservante, es uno de los usos de la sal muy poco conocidos para el verano. Método de conservación que incluso puedes utilizar cuando se te estropea hoy el frigorífico.

Para ello se constituía lo que se denomina popularmente la salazón: al cubrir con sal los alimentos, el cloruro de sodio deshidrata el compuesto de modo que sin ese peligro de putrefacción, el alimento se conserva durante más tiempo.

Al mismo tiempo, ayuda a dar mayor intensidad al sabor del alimento, y lo protege de la acción de las bacterias.

No en vano, en zonas costeras es muy habitual el uso de la sal en elaboraciones como las conservas o los ahumados.

usos de la sal en verano

Sal para combatir las olas de calor

Sí. Tal y como lees. Entre los usos de la sal todos conocemos sus propiedades para deshacer la nieve. De hecho, cuando lo necesites, estamos a tu disposición como proveedores de sal para nieve. 

Ahora en verano, y dado que todo apunta a que encadenaremos más olas de calor seguidas en los años venideros, tomaremos nota de cómo utilizan los holandeses nuestra materia prima: para evitar que se derrita el asfalto.

No es una medida nueva: en el norte de Europa llevan utilizando la sal como protector ante el calor de este compuesto.

Usos de la sal en verano: mantener los refrescos en la playa

Este es uno de los usos de la sal en verano que seguro que te interesa más. ¿Quién no se ha encontrado con que el hielo se deshace rápidamente antes de terminar las bebidas? Pues la sal tiene mucho que decir aquí.

Si quieres beber líquido fresquito durante todo el verano, mezcla hielo, agua y un poco de sal en un recipiente. A continuación, introduce las latas o botellas… ¡y a disfrutar!

Evidentemente, no es la panacea si no lo proteges mínimamente de la acción directa del sol. De ahí que se recomiende emplear una nevera como recipiente.

Como curiosidad, os contaremos que en las zonas marítimas hay que aún aprovecha el agua fría del mar (salada), para mantener una buena temperatura de las bebidas.

Sal para conservar el vino a temperatura ideal

Si hay un uso de la sal en verano que puedes trasladar el resto del año es el mezclar agua, hielo y sal para conservar la temperatura perfecta para tomar un vino.

Los caldos no deben, bajo ningún concepto, introducirse en el congelador a riesgo de romper su cuerpo. Aprovecha la sal y su naturaleza para conservar el vino durante toda la comida.

dejar de tomar sal puede ser dañino

Es posible que hayas oído que la sal es mala para ti, pero un reciente estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad McMaster ha descubierto que, aunque un bajo consumo de sal es clave para las personas con hipertensión arterial, eliminar la sal de la dieta o consumirla en niveles inferiores a los recomendados, puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso de muerte. ¿Qué le pasa a tu cuerpo al dejar de tomar sal? Veámoslo. 

Riesgos de dejar de tomar sal, según la Ciencia

La sal es una gran amiga del cuerpo humano y su salud. Sí, has leído bien.

Lo cierto es que la sal suele considerarse un enemigo de la buena salud. O mejor dicho, su exceso, ya que el sodio que contiene juega un papel importante en nuestro organismo. Es bien sabido que la OMS recomienda reducir el consumo de sodio a no más de 2 gramos al día, el equivalente a 5 gramos de sal.

Los investigadores de la Universidad McMaster descubrieron que un bajo consumo de sal se asociaba a un mayor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, así como por todas las causas, en personas sanas con una presión arterial normal. 

Sin embargo, también descubrieron que esta relación no era válida para los pacientes con presión arterial alta. De hecho, los hipertensos que consumen menos de 3 gramos al día tenían un mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y por todas las causas en comparación con los que consumían más de 6 gramos al día (la dosis diaria recomendada).

Cuando se piensa en ello, parece que nuestro cuerpo es bastante bueno para regular los niveles de sodio. No tenemos que hacer nada extra: comemos, bebemos y orinamos. ¿Qué podría ser más sencillo?

dejar de tomar sal

Por qué dejar de tomar sal es una mala idea sin una prescripción médica

La cuestión es que no toda la sal es igual. Y hay ocasiones en las que reducir la ingesta de sal puede tener algunos efectos secundarios.

El sodio es un electrolito que tiene funciones importantes, como facilitar los impulsos nerviosos y regular funciones corporales como el ritmo cardíaco, la digestión, la respiración y la presión arterial. El sodio ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos dentro y alrededor de las células y contribuye a regular la función nerviosa y muscular.

La deficiencia de sodio da lugar a un trastorno conocido como hiponatremia, que puede estar causado por la ingesta de demasiada agua sin reponer el sodio perdido a través de fuentes alimentarias (que normalmente aportarían los electrolitos necesarios). 

Los síntomas van desde calambres musculares leves hasta náuseas, vómitos, mareos, confusión grave, shock y coma, y a veces la muerte. 

Si está pensando en eliminar la sal de su dieta, quizá se pregunte cómo afectará a su organismo.

Eliminar la sal de la dieta tiene algunos efectos secundarios bastante graves. El primero es la pérdida de líquidos corporales, que puede provocar una presión arterial baja, un volumen de sangre bajo y calambres musculares. Además, también existe la posibilidad de que experimentes debilidad y mala memoria, así como falta de concentración.

Y, por último, si no sustituyes el sodio que pierdes al eliminar la sal de tu dieta, podrías provocar acidosis -lo que significa una acumulación de ácido en el cuerpo-, así como otros problemas de salud graves como la hipertensión arterial y las enfermedades cardíacas.

Así pues, el cuerpo necesita la sal para un correcto funcionamiento. Modera su consumo pero no te arriesgues a eliminarlo por completo salvo prescripción médica, en cuyo caso se deberá a una razón de salud mayor. 

¿Qué diferentes usos podemos hacer de la Sal?

¿Sal solo para cocinar? Ni mucho menos. Este producto de que no regala la naturaleza es la base de muchos procesos más allá de lo culinario. Desde Sal Roca queremos contaros la gran variedad de usos de la sal, muchos de los cuales a buen seguro te resultarán, cuanto menos, llamativos. 

La sal, un limpiador desconocido

La sal no solamente sirve para condimentar alimentos, además es un limpiador perfecto, ecológico y económico.

Te contaremos más de sus útiles usos como limpiador:

  • Limpiar las sartenes con sal: Si no deseas afectar la capa antiadherente de tus sartenes en el momento de quitar restos de comida o suciedad, lo ideal es utilizar sal. Basta con echar 3 cucharadas en la sartén y dejar que se caliente hasta que tenga un color oscuro.
  • Quitar las manchas de las tazas: Una mezcla de sal y agua te servirá para dejar tus tazas de café y té como nuevas. Por el paso del tiempo tienden a adquirir un color oscuro.
  • Otro de los empleos de la sal es eliminar los pesticidas de los vegetales o verduras de forma inmediata y eficaz, en el momento antes y con una cucharada de sal sobre ellos al lavarlos.

¿Qué diferentes usos podemos hacer de la Sal?

Sal para deshielo

Cuando nieva, lo recomendable es primero quitar la nieve y después esparcir la sal. ¡No al revés! Esta acción evita que se forme el hielo posterior con la helada y se convierta en un peligro.

¿Por qué se emplea sal? El motivo es muy sencillo: el agua salada necesita una temperatura más baja para congelarse que el agua dulce. Tan sencillo como esto. 

Su increíble contenido en Cloruro de Sodio y el ser bajo en insolubles hacen que tenga un rendimiento excepcional.

Al deshacer el hielo y la nieve, la sal evita la aparición de lodos en la calzada, reduce el riesgo de accidentes y el gasto en limpieza.

Usos de la sal en la industria

Como consumidores, en muchas ocasiones no somos conscientes de que otras empresas pueden necesitar un proveedor de sal al por mayor. Un buen ejemplo, la industria. ¿No sabes cuáles son los usos de la sal en ella? Toma buena nota. 

Sal para la industria textil

La sal también se emplea para blanquear o decolorar la pulpa de madera de la que se extrae la celulosa, que más adelante sirve para distintas aplicaciones industriales como para fabricar papel, rayón o fibras sintéticas.

¿Cómo utiliza la industria la sal? Lo hace como soluciones saturadas (salmueras) para dividir los contaminantes orgánicos en las fibras. Por ejemplo, cuando se trata de curtir las pieles.

Además, se mezcla con los colorantes para preparar los concentrados y promover la absorción de los colorantes en las telas.

Usos de la sal en la investigación de petróleo y gas

La sal se emplea en el estudio y detección de estas fuentes de energía para ensanchar la densidad de los fluidos de perforación, para evadir la separación de horizontes salinos y para incrementar la rapidez de cementación en la perforación para su posterior extracción.

La industria química y la sal

La sal se usa en este sector para la producción de compuestos y derivados cloro alcalinos.

La preparación de salmueras de cloruro sódico se emplea como componente esencial para obtener el cloro y la sosa cáustica, recursos imprescindibles en muchos de los procesos de las diversas tipologías y soluciones que aporta la industria química.

Sin ir más lejos, se requiere sal para la fabricación de jabones, detergentes e incluso de aluminio.

sal para deshielo

La sal, imprescindible en el tratamiento de aguas

La sal tiene un papel importante en la modificación de la dureza del agua potable debido a la agregación de iones de sodio y en su acción desinfectante por medio del cloro.

Procesado de metales

¿Sorprendido por estos usos del agua poco conocidos? Hemos dejado para el final el más sorprendente y menos pensado.

En las fundiciones, refinerías y fábricas de metales ferrosos y no ferrosos, la sal se emplea en los procesos de manufactura de materias primas como el aluminio, el berilio, el cobre, el acero y el vanadio, entre otros.