La piel es el órgano más expuesto al exterior, y a multitud de condiciones que pueden dañarlo, por eso, necesita de cuidados que van desde una buena alimentación hasta tratamientos naturales para mantenerla sana durante toda nuestra vida.

La sal marina cuenta con unos beneficios, muy alejados de la cocina, que pueden mejorar tu salud, y en Sal de Roca queremos que los aproveches, con estos tratamientos naturales de los que te hablamos en el artículo.

Porque la sal marina, no solo añade gusto a nuestros platos.

Objetivo: proteger tu piel

El órgano más grande de nuestro cuerpo, que en un adulto puede llegar a los 2 m2 y 2,5 kg de peso, además de ser el único en contacto directo, y continuo, con el exterior.

Por eso mismo, necesita una protección y un cuidado especial, que la mantenga protegida de las condiciones a las que está expuesta, como el frío, el calor, el aire o las bacterias.

Los 10 cuidados diarios para la salud de tu piel

Una piel sana es señal de una buena salud, y su aspecto avisa de posibles enfermedades internas con su coloración y textura.

Es importante cuidarla cada día, adaptar unas sencillas costumbres para protegerla de las situaciones cotidianas.

1.- El mayor riesgo al que está sometida es la acción del sol sobre ella, una protección solar elevada evita, a la larga, la aparición de manchas antiestéticas que pueden derivar en enfermedades más graves

2.- A diario lavarla con agua tibia estimula la circulación y elimina toxinas, sin abusar de las temperaturas extremas que pueden ser demasiado agresivas.

3.- Utiliza un jabón o gel de baño suave, neutro, perfecto para todo tipo de piel, es hipoalergénico y no reseca.

En caso de que lo necesites, acude a un especialista para que te recomiende uno para tu tipo de piel.

4.- Usa toallas suaves para eliminar la humedad, con cuidado, sin movimientos demasiado agresivos que la van a perjudicar.

5.- No olvides la hidratación diaria con cremas adecuadas a tu tipo de piel, evitan enfermedades cutáneas que dan ese aspecto seco y agrietado.

6.- Debes tener en cuenta la temperatura exterior, una buena protección contra el frío la mantiene saludable, además de alejar de ti las enfermedades propias del invierno.

7.- Muy importante beber agua a diario, no solo es suficiente con la que contienen los alimentos, aportar a una hidratación desde el interior favorece la salud de tu piel.

8.- Una alimentación equilibrada, vital, puede evitar el envejecimiento prematuro y te vas a ver, y sentir, mucho más saludable.

9.- Cumplir con las horas de sueño que necesitas para tu descanso, a la vez, consigue que tengas un aspecto sano y luminoso cada mañana.

10.- Si no lo has hecho ya, debes dejar de fumar, tu piel lo nota, reduce el aporte de oxígeno y pueden aparecer manchas y arrugas prematuras.

La sal marina en los tratamientos para tu piel

La sal marina es una aliada para tu piel, su riqueza en yodo y calcio ayuda a mantener su equilibrio, pero, además, tiene otros “superpoderes” muy beneficiosos y que debes aprovechar.

Efecto exfoliante

El efecto exfoliante de la sal marina tiene muchos beneficios para nuestra piel.

Un tratamiento corporal en el que cuentes con ella estimula la circulación sanguínea, elimina restos de suciedad y células muertas, y devuelve los minerales (sodio y potasio) que pierdes durante el día.

Efectos antioxidante e hidratante

La sal de mar cuenta con una cantidad de vitaminas y minerales que ayudan mucho a las necesidades de tu piel, como el sodio, que mantiene hidratados los tejidos de las células.

Elimina las toxinas y absorbe impurezas danto a tu piel la luminosidad y frescura de una buena salud.

Mejora la circulación sanguínea

Los minerales de la sal marina mejoran la circulación, algo que favorece la reducción de hinchazón de tu cuerpo.

3 tratamientos estéticos de sal marina

Todos los beneficios que hemos visto, puedes aprovecharlos en tratamientos estéticos, ya sea como ayuda para tratar enfermedades, o solamente para sentirte bien, y ver cómo mejora el aspecto de tu piel después de cada uno.

01.-Baños de sal de mar

Mientras el agua caliente de un relajante baño abre los perros de tu piel, la presencia de sal favorece que se absorban los minerales que contiene.

Se emplea mucho en tratamientos de enfermedades como la artritis reumatoide o lesiones deportivas.

Favorece la eliminación de líquidos que retienes en rodillas, muslos y tobillos

Y no necesitas tener ninguna razón médica ni estética para darte uno, sencillamente aprovecha que relaja, y ayuda a eliminar tu nivel de estrés.

Baños de sal

02.-Masajes con aceites y piedras de sal del Himalaya

Se realiza con piedras de sal rosa del Himalaya, y, en ellos, tu piel nunca está en contacto con las manos del masajista, todos los efectos los producen las piedras de sal a lo largo de tu cuerpo.

Pueden ser piedras de sal a una temperatura templada, durante todo el masaje, o pueden alternarse frías y calientes.

La sal rosa del Himalaya cuenta con una gran cantidad de minerales que absorbe tu cuerpo durante el contacto con las piedras.

Ayuda en las lesiones deportivas por su efecto de reducción de la inflamación y de alivio del dolor

Consigues una eliminación de toxinas, una tonificación de la piel y una agradable sensación de relajación.

03.-Haloterapia

Consiste en respirar en un ambiente que simula las condiciones de una cueva saturada de partículas de sal.

Tienes multitud de beneficios, la mayor parte de ellos relativos a una mejora de las respiración y la limpieza de las vías respiratorias

Ayuda en tratamientos de este tipo de enfermedades y, mejora los efectos producidos por el tabaquismo.

Pero, además, cuenta con beneficios para tu piel, que se consiguen al estar en contacto directo con la sal, mejora de problemas cutáneos y dermatológicos, además de relajar y disminuir tu nivel de estrés.

 

Los beneficios de la sal no son solo para aprovecharlos en la cocina, sino también para mejorar la salud de nuestra piel con tratamientos que te ofrecen una serie de beneficios que notas en tu imagen, mucho más fresca y luminosa.

Pásate por nuestro blog, para leer acerca de estos y otros temas sobre la sal que, seguro, te van a interesar, además, te animamos a contactar con nosotros para cualquier consulta sobre los diferentes usos de la sal.

 

Cuenco de ensalada con Sal Roca

La sal es un ingrediente en nuestra cocina que tiene muy mala fama, pero lo cierto es que es vital para el organismo y, a no ser personas a quienes, por su salud, no se les permita su consumo, es muy beneficioso incluirla en nuestra dieta.

El sodio es un mineral necesario para el funcionamiento y el equilibrio de los músculos, los fluidos corporales y los nervios, con solo la cantidad recomendada, puedes mantenerlo en perfecto estado.

En Sal Roca la conocemos a la perfección y queremos que tú lo hagas también.

¿Cuánta sal necesito al día?

La OMS recomienda una cantidad diaria, para un adulto, de 5 gr/diario.

La sal, consumida en su correcta medida, aporta a nuestras comidas y a nuestro organismo muchos beneficios:

  • Ayuda a una correcta digestión.
  • Aporta un sabor más intenso en los alimentos. 
  • Favorece la eliminación de líquidos.
  • Vital para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Excepto a personas a quienes no se les permite, por un tema de salud, no sobrepasar esa cantidad aporta muchos beneficios a tu dieta, sin ser perjudicial a tu organismo.

Cuchara con sal Roca

Diferencia las sales que te encuentras en el supermercado

Te hablamos ahora de las sales más habituales, para que sepas elegir la más saludable con la que condimentar tus platos.

Sal fina o sal de mesa

La vas a encontrar fácil en cualquier estante y es la más usual en las cocinas.

Tienes que tener un poco de cuidado con ella, al estar formada por cristalitos de muy pequeño tamaño, es algo más difícil de proporcionar, y puedes pasarte en el salado de tu plato.

Aun así, es la mejor para encontrar un equilibrio al sazonar.

Sal gruesa

Tiene unas características muy similares a la anterior, su principal diferencia es el tamaño de los cristales, que hace que la sal fina se disuelva mejor en tus platos.

De todos modos, tienes este otro artículo que puede interesarte para decidir cuál utilizar en cada momento.

Sal marina

Te la vas a encontrar junto a la anterior, pero queremos que las diferencies.

La sal marina se obtiene de la evaporación del agua de mar, tiene un color grisáceo y da un salado más intenso.

La cantidad de sodio de ambas es la misma, 

Flor de sal

Se consigue de manera artesanal de la superficie de las salinas marinas.

Es muy usada en la cocina gourmet, por sus propiedades gastronómicas.

Su baja cantidad de sodio, no produce retención de líquidos, además tiene un sabor menos intenso y se disuelve fácilmente en el paladar.

Sal del Himalaya

Es una sal que la forman unos cristales de un tamaño mucho mayor que el resto de las sales, al estar sin refinar.

Como ya sabes, su origen no es el Himalaya, sino Pakistán y América Latina, procedencia que ha ayudado a aumentar su popularidad, además de su color, más vistoso que el de la sal común, característica que la hace perfecta para platos de cocina gourmet.

Entonces, ¿cuál es la más saludable?

La sal es nuestra principal fuente de sodio, nos aporta el 90% del que necesitamos.

Así, es necesario mantenerla en tu dieta, pero siempre con moderación, no olvides que, muchos alimentos, como salsas, precocinados o embutidos, ya cuentan con ella en su preparación, por lo tanto, no debes excederte en la cantidad que añadas.

No se trata de que una u otra sea más saludable, se trata de no pasarnos.

Las dietas muy restrictivas en sal, sin prescripción médica, pueden llevarte a unos efectos secundarios, como trastornos del sueño o déficit de sodio.

 

En definitiva, la dieta, a no ser que nos lo prescriba el médico, debemos reducirla y no eliminarla.

Cualquier sal es saludable en su justa medida, y cada una aporta unas características y un sabor diferente a los platos, que serán las que necesitas para que destaquen en tu mesa.

En Sal Roca, tenemos todas las variedades de sal, ya sea para tu cocina diaria o cuando necesites añadir ese “punto gourmet diferente. 

 

usos de la sal verano

La sal es un regalo de la naturaleza. Como proveedores de sal lo sabemos muy bien. Más allá de los usos habituales, en verano podemos sacarle partido de una forma cuanto menos desconocida. Toma nota de estos usos de la sal poco conocidos durante el estío. 

Usos de la sal poco conocidos en verano: conservante

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha utilizado los recursos a su disposición para sobrevivir. Por ejemplo, la sal. Antes de que se introdujera la congelación o el baño maría, ¿cómo se conservaban los alimentos? En especial carnes y pescados.

En efecto: con la sal. Como conservante, es uno de los usos de la sal muy poco conocidos para el verano. Método de conservación que incluso puedes utilizar cuando se te estropea hoy el frigorífico.

Para ello se constituía lo que se denomina popularmente la salazón: al cubrir con sal los alimentos, el cloruro de sodio deshidrata el compuesto de modo que sin ese peligro de putrefacción, el alimento se conserva durante más tiempo.

Al mismo tiempo, ayuda a dar mayor intensidad al sabor del alimento, y lo protege de la acción de las bacterias.

No en vano, en zonas costeras es muy habitual el uso de la sal en elaboraciones como las conservas o los ahumados.

usos de la sal en verano

Sal para combatir las olas de calor

Sí. Tal y como lees. Entre los usos de la sal todos conocemos sus propiedades para deshacer la nieve. De hecho, cuando lo necesites, estamos a tu disposición como proveedores de sal para nieve. 

Ahora en verano, y dado que todo apunta a que encadenaremos más olas de calor seguidas en los años venideros, tomaremos nota de cómo utilizan los holandeses nuestra materia prima: para evitar que se derrita el asfalto.

No es una medida nueva: en el norte de Europa llevan utilizando la sal como protector ante el calor de este compuesto.

Usos de la sal en verano: mantener los refrescos en la playa

Este es uno de los usos de la sal en verano que seguro que te interesa más. ¿Quién no se ha encontrado con que el hielo se deshace rápidamente antes de terminar las bebidas? Pues la sal tiene mucho que decir aquí.

Si quieres beber líquido fresquito durante todo el verano, mezcla hielo, agua y un poco de sal en un recipiente. A continuación, introduce las latas o botellas… ¡y a disfrutar!

Evidentemente, no es la panacea si no lo proteges mínimamente de la acción directa del sol. De ahí que se recomiende emplear una nevera como recipiente.

Como curiosidad, os contaremos que en las zonas marítimas hay que aún aprovecha el agua fría del mar (salada), para mantener una buena temperatura de las bebidas.

Sal para conservar el vino a temperatura ideal

Si hay un uso de la sal en verano que puedes trasladar el resto del año es el mezclar agua, hielo y sal para conservar la temperatura perfecta para tomar un vino.

Los caldos no deben, bajo ningún concepto, introducirse en el congelador a riesgo de romper su cuerpo. Aprovecha la sal y su naturaleza para conservar el vino durante toda la comida.

dejar de tomar sal puede ser dañino

Es posible que hayas oído que la sal es mala para ti, pero un reciente estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad McMaster ha descubierto que, aunque un bajo consumo de sal es clave para las personas con hipertensión arterial, eliminar la sal de la dieta o consumirla en niveles inferiores a los recomendados, puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso de muerte. ¿Qué le pasa a tu cuerpo al dejar de tomar sal? Veámoslo. 

Riesgos de dejar de tomar sal, según la Ciencia

La sal es una gran amiga del cuerpo humano y su salud. Sí, has leído bien.

Lo cierto es que la sal suele considerarse un enemigo de la buena salud. O mejor dicho, su exceso, ya que el sodio que contiene juega un papel importante en nuestro organismo. Es bien sabido que la OMS recomienda reducir el consumo de sodio a no más de 2 gramos al día, el equivalente a 5 gramos de sal.

Los investigadores de la Universidad McMaster descubrieron que un bajo consumo de sal se asociaba a un mayor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, así como por todas las causas, en personas sanas con una presión arterial normal. 

Sin embargo, también descubrieron que esta relación no era válida para los pacientes con presión arterial alta. De hecho, los hipertensos que consumen menos de 3 gramos al día tenían un mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y por todas las causas en comparación con los que consumían más de 6 gramos al día (la dosis diaria recomendada).

Cuando se piensa en ello, parece que nuestro cuerpo es bastante bueno para regular los niveles de sodio. No tenemos que hacer nada extra: comemos, bebemos y orinamos. ¿Qué podría ser más sencillo?

dejar de tomar sal

Por qué dejar de tomar sal es una mala idea sin una prescripción médica

La cuestión es que no toda la sal es igual. Y hay ocasiones en las que reducir la ingesta de sal puede tener algunos efectos secundarios.

El sodio es un electrolito que tiene funciones importantes, como facilitar los impulsos nerviosos y regular funciones corporales como el ritmo cardíaco, la digestión, la respiración y la presión arterial. El sodio ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos dentro y alrededor de las células y contribuye a regular la función nerviosa y muscular.

La deficiencia de sodio da lugar a un trastorno conocido como hiponatremia, que puede estar causado por la ingesta de demasiada agua sin reponer el sodio perdido a través de fuentes alimentarias (que normalmente aportarían los electrolitos necesarios). 

Los síntomas van desde calambres musculares leves hasta náuseas, vómitos, mareos, confusión grave, shock y coma, y a veces la muerte. 

Si está pensando en eliminar la sal de su dieta, quizá se pregunte cómo afectará a su organismo.

Eliminar la sal de la dieta tiene algunos efectos secundarios bastante graves. El primero es la pérdida de líquidos corporales, que puede provocar una presión arterial baja, un volumen de sangre bajo y calambres musculares. Además, también existe la posibilidad de que experimentes debilidad y mala memoria, así como falta de concentración.

Y, por último, si no sustituyes el sodio que pierdes al eliminar la sal de tu dieta, podrías provocar acidosis -lo que significa una acumulación de ácido en el cuerpo-, así como otros problemas de salud graves como la hipertensión arterial y las enfermedades cardíacas.

Así pues, el cuerpo necesita la sal para un correcto funcionamiento. Modera su consumo pero no te arriesgues a eliminarlo por completo salvo prescripción médica, en cuyo caso se deberá a una razón de salud mayor. 

tipos de sal para piscinas

Sabemos lo que está pensando: «¿No puedo usar cualquier tipo de sal en mi piscina?» La respuesta es sí, pero solamente si quiere perder tiempo, dinero y energía en el mantenimiento de su piscina. Es importante saber que existen diferentes tipos de sal para piscinas, que nos darán diferentes resultados en función de lo que necesitemos.

Cuanto mayor sea la pureza de la sal utilizada para el tratamiento del agua, mejor será la limpieza del agua. Si emplea una marca de sal de baja pureza, necesitará un mantenimiento más frecuente de su clorador, lo que significa más visitas del técnico de piscinas y más productos químicos para mantener el agua limpia. Y eso no merece la pena.

Por eso, asegúrese de que utiliza sal de alta calidad para el tratamiento del agua, de modo que pueda disfrutar de una piscina limpia sin tantas complicaciones.

Tipos de sal para piscinas

La mayoría de la gente no sabe que la sal de piscina es simplemente una molienda más gruesa de la sal de mesa normal, que se puede comprar a granel a un precio mucho más bajo que los paquetes individuales del material en polvo. Pero, ¿por qué se llama sal de piscina? Porque funciona mejor en los generadores de cloro y bromo que la sal de mesa normal. En Sal Roca te proveemos de diferentes tipos de sal para piscinas.

Sal marina

La sal marina es un producto natural y puede producirse de forma sostenible. El principal ingrediente de la sal marina es el agua de mar, que procede del océano. El sol evapora el agua salada, dejando cristales de sal.

El inconveniente de este proceso es que deja atrás muchas bacterias que pueden prosperar en ambientes salados. La buena noticia es que un entorno de alta concentración de sal mata las bacterias, así como otras impurezas orgánicas que se encuentran en el agua de la piscina.

La cloración de choque es el método de desinfección más utilizado y es especialmente común entre las personas que se inclinan por la sal marina.

Este método tiene un precio económico, pero requiere una gran cantidad de sal en primera instancia. La cloración de choque se realiza añadiendo una gran cantidad de sal al agua.

Sal para piscinas tipo Vaccum

Las sales deshidratadas se emplean para ayudar a disolver más fácilmente otras sales. Se pueden encontrar en diferentes formatos, incluyendo el estándar, las tabletas y las píldoras. Las sales deshidratadas también ayudan a disminuir la cantidad de residuos que dejan los cloradores salinos.

Sal fina deshidratada con mayor facilidad de disolución. Se puede encontrar en diferentes formatos (estándar, comprimidos, pastillas…), lo que facilitará su aplicación en cada caso.

sal para depurar piscinas

Cristal para filtrado de piscinas

El vidrio activo es la nueva forma de filtrar las piscinas. Es pequeño, ecológico y tiene un secreto. El vidrio activo está hecho de vidrio reciclado que ha sido tratado de tal manera que absorbe la materia orgánica y destruye las bacterias. No necesita mucho filtrado -solamente unas horas al mes- para mantener su piscina limpia y segura.

Esto significa que puedes ahorrar dinero en las facturas de electricidad, ya que el vidrio activo filtra mejor que la arena. También reducirás tu huella de carbono al utilizar menos energía que con otros métodos de filtración.

Y si estás a cargo de una piscina comunitaria, verás que su inversión se recupera rápidamente: El vidrio activo filtra las impurezas hasta 10 micras, mientras que los filtros de arena únicamente llegan hasta 50 micras.

Arena de sílice

La arena de sílice es un tipo especial de arena que se usa en los equipos de filtración de las piscinas. Es un material muy resistente a los productos químicos, muy duro e insoluble en el agua. Estas propiedades la convierten en el elemento ideal para filtrar el agua de la piscina.

La arena filtra los residuos del agua, evitando que entren en el filtro de la piscina o en las cestas del skimmer. La arena también actúa como abrasivo, eliminando la suciedad y otros contaminantes de la superficie de las paredes y el suelo de la piscina.

La arena de sílice es químicamente inerte, lo que significa que no reacciona con los productos químicos de la piscina ni con los productos químicos de su cuerpo cuando usted nada o se baña en ella.

Cuanto más pura sea la sal, mejor

Si quiere mantener su piscina limpia y reluciente, querrá usar sal de alta calidad. La sal de baja calidad puede dejar sedimentos en la piscina y también dañar los equipos utilizados para el tratamiento del agua.

Es importante recordar que la sal bien tratada proporcionará una mejor limpieza de las piscinas. Del mismo modo, ayudará a mantener los equipos de desinfección y a prolongar su buen estado.

En conclusión, cuanto mayor sea la pureza de la sal, mejor será la limpieza y desinfección de las piscinas. Los cloradores salinos también estarán mejor cuidados y el mantenimiento de la piscina será menos difícil.