Características de las Sales Minerales

Las sales minerales pueden encontrarse en el organismo de los seres vivos, a pesar de que muchos de éstos no la producen, sino que deben adquirirlas a través de algunos alimentos.

Para Sal Roca es importante compartir información respecto a la sal y sus diferentes tipos. En cuanto a las sales minerales, estas se clasifican en macrominerales, microminerales y según qué tan soluble sean en el agua.

Tipos de Sales minerales

Sales macrominerales

Son las sales minerales que el cuerpo necesita diariamente para mantenerse, llegando a necesitar una cantidad que alcanza los 100mg. Entre estas se encuentran:

  • Calcio: Ayuda a fortalecer los huesos, además el calcio también puede encontrarse en los músculos y sangre. Puede ingerirse a través de productos lácteos, legumbres y algunos vegetales.
  • Fósforo: Provee energía y proteínas al cuerpo, fortalece los huesos. Tal y como sucede con el calcio se requiere un aporte similar y se obtiene en fuentes similares como huevos, leche, pescado, carnes, entre otros.
  • Sodio: los músculos requieren de sodio para un buen funcionamiento. Controla la presión arterial y regula la cantidad de líquidos corporales. Puede encontrarse en la sal de uso doméstico, vegetales y carnes procesadas.
  • Potasio: Ayuda al funcionamiento de músculos y sistema nervioso, también regula los líquidos corporales. Se ingiere mediante frutas, pescado, carnes y hortalizas.
  • Magnesio: Es un mineral esencial en el proceso metabólico del cuerpo, para los músculos y el sistema nervioso. Puede ser adquirido a través de vegetales de color verde oscuro, legumbres, cereales, entre otros.

Características de las Sales Minerales

Sales microminerales

Estas sales minerales son las que el organismo requiere en menor medida, en una cantidad por debajo de los 100mg. Entre ellas se encuentran:

  • Hierro: Está vinculado con la hemoglobina, glóbulos rojos, y ayuda a la oxigenación de los pulmones. El hierro se consigue en legumbres, frutos secos, hígado, huevos, entre otros.
  • Zinc: Este mineral se encuentra en todas las células del cuerpo, tejidos de la piel y algunos órganos. Los alimentos que aportan zinc son pescado, carnes, frutos secos, entre otros.
  • Yodo: Mejora el funcionamiento de la glándula tiroides y controla el organismo. Se consigue en pescados, mariscos y sal yodada, para aquellos alérgicos a alimentos provenientes del mar.
  • Flúor: Mantiene el esmalte de los dientes y los huesos, por eso muchas dentífricos lo componen, aunque se recomienda no usarse en los dentífricos de niños, también produce hormonas. Las fuentes que lo proveen son algunas verduras y hortalizas, té, café, entre otros.

Sales insolubles o precipitadas

Este grupo de sales minerales, son insolubles al agua y cristalinas, pueden encontrarse en organismos como erizos de mar, animales vertebrados y plantas. Las sales minerales insolubles son las siguientes: Carbonato de calcio, fosfato cálcico y silicatos.

Sales solubles o disueltas

Se encuentran en medios acuosos junto son sus iones o electrolitos, que son llamados cationes y aniones. Tienen funciones nutrientes, catalíticas y algunas de ellas son parte de moléculas importantes como el ión ferroso o férrico, el ión magnesio y el ión calcio, también tienen función osmótica y función reguladora.

Criterios para elegir al mejor proveedor de Sal

Hay una serie de criterios que se deben tener en cuenta al momento de elegir a un proveedor de sal, los cuales van más allá del buen precio y la calidad. Lo que hay que evaluar para elegir al mejor proveedor, son los detalles, como que comparta la misma visión de tu empresa o el comportamiento que muestra previo a la entrega de la mercancía, cosas que harán la diferencia.

Recuerda que la elección exitosa del proveedor de sal determinará el desarrollo de tu empresa o negocio. Que cuentes siempre con el mismo producto que desees, a tiempo y manteniendo su calidad, y si ocurre algún fallo en el producto luego de su entrega, pueda responder con cambios de productos o garantías seguras.

Criterios para elegir al mejor proveedor de Sal

Factores a tener en cuenta en la elección de tu proveedor de sal ideal:

Conoce a tu proveedor

Cualquiera que elijas deberás saber un poco acerca de su trabajo y desempeño en el área, el tiempo que lleva en el mercado, la responsabilidad con sus clientes, puntualidad en entregas y su ubicación. Asegúrate de conocerle bien antes de tomar una decisión.

Clientes y reputación

Busca opiniones y referencias de clientes que hayan tenido contacto directo con el proveedor, así conocerás que tan buena o mala es su reputación, con cuantas empresas ha trabajado, entre otros.

Relación precio y calidad

Éstas dos deben ir en conjunto, pues no es conveniente adquirir productos a menor precio pero con una calidad pésima, lo ideal es encontrar un proveedor con precios accesibles y buena calidad, el balance perfecto entre ambas cosas. Es importante que los precios que ofrezcan se ajusten a tu presupuesto, pues además de ello deberás sumar el traslado, embalaje, entre otras cosas. Asegúrate de que el proveedor pueda facilitar planes de pago o descuentos cuando se amerite.

Garantías

Este punto es tan importante como el precio y la calidad, es necesario que el proveedor pueda responder a problemas que se presenten con el producto luego de su entrega. Verificar si están capacitados para cambios de mercancía, devoluciones, asesorías y atención al cliente en general.

Ubicación

Con motivo de ahorrar costos en traslado y tiempo esperando por los insumos, es recomendable conseguir un proveedor de sal de calidad que se encuentre lo más cerca posible.

Flujo de trabajo del proveedor

Al trabajar con un proveedor grande que posea muchos clientes podrás encontrarte con problemas de disponibilidad para negociar, pues debe cubrir las necesidades de muchos otros. No obstante, esto también tiene sus ventajas, en cuanto a mercancía, podría suplir rápidamente tu negocio porque cuentan con mayor cantidad. En caso de proveedores más pequeños el trato será más íntimo y directo, siendo una opción que puedes tener en cuenta si tu emprendimiento está comenzando o no requieres de grandes cantidades.

Evolución constante

Consigue un proveedor que no tema reinventarse con la finalidad de mejorar sus productos, hacer uso de la tecnología y demás recursos innovadores para mantenerse en el mercado, incrementar su desempeño, distribución de la mercancía y más.

¿Cómo utilizar la sal para combatir los puntos negros y espinillas?

Los beneficios de la sal son tantos que llegan a abarcar aspectos relacionados con la belleza y el cuidado del cutis.

Todas las personas sufren de acné al menos una vez cada cierto tiempo. Cuando el acné es severo, lo más recomendable es tratarlo con un dermatólogo, pero en el caso de espinillas o puntos negros casuales, que aparecen por estrés o algún factor en la alimentación que influya, existen una serie de remedios y trucos caseros a tener en cuenta para combatirlo, ahorrándose el costo que podría llevar comprar productos más elaborados que al final generarán los mismos resultados.

En este caso, el recurso estrella es la sal, la cual tiene muchísimos usos, no sólo en la gastronomía como puede creerse. A nivel de tratamientos estéticos para la piel, la sal destaca por su efecto exfoliante, como reductora de poros, es antiséptica y astringente, que fusionada con otros ingredientes genera resultados aplaudibles.

Tratamientos con sal que puedes hacer en casa para combatir puntos negros y espinillas

Agua con sal

Este tratamiento se puede llevar a cabo de dos maneras. La primera es un tónico astringente que puedes usar por las noches. La segunda es para ocasiones especiales, en esos días en los que el acné ataca sin piedad, pues al ser tan fuerte el tratamiento es importante realizarlo únicamente cuando sea necesario.

¿Cómo utilizar la sal para combatir los puntos negros y espinillas?

El agua tibia con sal puedes usarla por las noches, luego de lavar tu rostro o después de desmaquillarte y tener la piel limpia. Puedes enjuagarte con el agua salada o usar un disco de algodón humedecido de agua tibia con sal y pasarlo por todo tu rostro para remover cualquier residuo de maquillaje que pueda quedar. Esto funciona como un tónico astringente, ideal para pieles mixtas a grasas.

  1. Una cucharada de sal marina y una cucharada de agua destilada. Si no consigues agua destilada puedes utilizar agua potable común, pero el agua destilada es ideal para tratamientos de belleza por su pureza.
  2. Agrega dos gotas de aceite de rosa mosqueta. Hidrata, cicatriza y limpia las impurezas de la piel.

En un recipiente, mezclar todo, y con el rostro previamente limpio, (enjuagar con agua tibia para abrir los poros) humedece un disco de algodón con la mezcla y pásalo de forma circular en las zonas afectadas, dejando actuar por diez minutos. Al pasar los minutos retirarla con agua tibia. Si la mezcla incomoda sobre la piel, pica o nota alguna reacción, retirar antes del tiempo.

Sal y leche

Esta combinación actúa de forma limpiadora y restaurando el pH natural de la piel, su uso, al menos dos veces por semana, ayudará a desaparecer los puntos negros.

  • Dos cucharadas de leche líquida
  • Una cucharada de sal

Mezcla los dos ingredientes; obtendrás un líquido un poco espeso y con textura. Aplica la mezcla de forma circular (teniendo el rostro limpio) sobre la zona afectada cubriéndola muy bien. Déjala actuar por diez minutos y enjuaga con agua.

Cabe destacar que la sal podría generar irritaciones o resecar la piel, su uso no debe ser excesivo y se recomienda aplicar crema hidratante facial luego de realizar cada uno de los tratamientos.

¿Cómo hacer el mantenimiento del agua con Sal en tu piscina?

Las piscinas de agua salada son un opción factible en muchos aspectos, el agua no es agresiva con el cabello o la piel de las personas, como pasa con el cloro, además de que su mantenimiento es más sencillo y es sin duda una alternativa de menor costo, al mismo tiempo en que se es amable con el medio ambiente.

La sal en piscinas es tan efectiva para su limpieza como el cloro tradicional, la electrólisis convierte la sal en cloro y sodio, lo que permite una desinfección natural y completa en su piscina. Lo primordial para mantenerlas es evitar la suciedad en la superficie, hojas e insectos que caen diariamente, no deberán permanecer en ella, hay una serie de pasos a tomar en cuenta para realizarlos diaria y semanalmente.

Mantenimientos diarios con sal en tu piscina:

Funcionamiento activo de filtros y bombas

Es importante que las piscinas de agua salada cuenten con bomba, espumadera y filtros que ayuden a mantenerla, teniéndolos activos el mayor tiempo posible para que succionen los desechos y toda suciedad que exista.

Desechos

Si la piscina está rodeada de naturaleza, diariamente deberán limpiarse las hojas o insectos que hayan caído en ella, así como en los skimmers.

Verificar el pH

Por las mañanas, se debe medir el pH del agua, porque la sal tiende a alterarlo. Para el funcionamiento adecuado de los artefactos en la piscina y para que esté apta para las personas, el pH debe estar alrededor de los 7,2 si ocurre que está por debajo, cualquier elemento de metal que esté en contacto directo con el agua se deteriorará con rapidez, al igual que causará irritación en los ojos y la piel. Si resulta ser mayor que el número mencionado, pierde su efectividad de limpieza y también causará irritación en las personas.

Mantenimientos semanales y mensuales:

Limpieza con limpiador mecánico o aspiradora

Conectando un aspiradora de manos a la espumadera, se crea un efecto de succión, así podrá usarse para limpiar toda la superficie de la piscina, al menos dos veces por semana para obtener una limpieza efectiva, lo mismo podría realizarse con un limpiador mecánico para piscinas.

Limpieza de bomba y filtro

Para evitar obstrucciones por desechos, limpia la bomba, filtro y espumadera una vez por semana con una manguera o grifo donde caiga el agua directamente.

¿Cómo hacer el mantenimiento del agua con Sal en tu piscina?

Limpieza de la celda del generador

La sal en las piscinas podría acumularse sobre la celda del generador, para evitar obstrucciones se debe eliminar los excesos con una manguera de alta presión o algún utensilio de plástico que raspe la sal. Si resulta que la sal está muy adherida se puede remojar la celda con cuatro partes de agua y una de ácido muriático por unos pocos minutos. Esto podrá ser cada tres meses, a menos que se note alguna irregularidad antes de este tiempo.

Controlar el nivel de cloro

Medir los niveles de cloro mediante un test, funciona para chequear el funcionamiento del aparato de cloración salina, si resultan bajos los niveles se debe aumentar las horas diarias de funcionamiento del aparato, y si resultan ser altas, pues se disminuye el tiempo.

Controlar el nivel de sal

La sal podría disminuir su concentración si el filtro realiza muchas limpiezas, lo que podría ocurrir en piscinas con naturaleza alrededor, si esto ocurre, es necesario añadir la proporción de sal adecuada. De pasar lo contrario, que tenga exceso de sal, se recomienda vaciar un poco la piscina para llenar con agua nueva.

Sal en piscinas

Es cada vez más común el uso de cloradores salinos para el mantenimiento de piscinas. Conocer los beneficios de la sal para piscinas se ha convertido en una necesidad para quienes pueden beneficiarse de este mecanismo de limpieza.

Desde el inicio aclaramos a nuestros lectores que no sirve cualquier tipo de sal. Existe la creencia errónea de que cualquier sal es útil para los fines de mantenimiento pero esto es una concepción errada. Utilizar la sal correcta evita resultados indeseados en el uso de cloradores salinos.

En esta oportunidad, te informamos sobre qué tipo de sal debes usar en tu piscina y en relación a ello, cuál es la normativa que rige la producción de este producto tan importante que está adquiriendo relevancia entre los usuarios de piscinas.

Sal en piscinas

¿Qué tipo de sal debemos poner en nuestra piscina?

Todas las sales se procesan de un modo similar, pero las variaciones en la preparación indican que son idóneas para determinado tipo de funciones.

Luego de extraer la sal del agua marina mediante un proceso de precipitación, los bloques de sal son molidos en diversos tamaños, lo cual dependerá del uso final al que esté destinada. Luego son almacenados al cubierto para ser resguardados en un lugar seco.

En lo relativo a la sal para piscinas, estas deben cumplir con una homologación otorgada por las autoridades competentes en la materia para que puedan ser comercializadas en las tiendas especializadas en la venta de productos de mantenimiento para piscinas.

A continuación indagaremos un poco más en el ámbito normativo. Esto nos permitirá entender la importancia detrás de las normativas que rigen la producción y venta de la sal para piscinas.

Normativa de la Sal en piscinas

Las piscinas requieren un tipo específico de sal. Aunque tenemos eso muy claro, cabe hacer énfasis y enumerar aquellos elementos que, según las normas vigentes, no deben estar presentes en la sal para piscinas.

Algunos de ellos son los elementos aditivos como el ferrocianuro potásico. Tal elemento, así como otros similares, están explícitamente prohibidos por las normativas de producción de sal para piscinas.

Lo mismo sucede con todo tipo de antiaglutinantes. Estas sustancias impiden que los granos de sal se compacten en bloques. Aunque muchas personas prefieren lidiar con sal suelta, la verdad es que este tipo de aditivos suelen generar inconvenientes al clorador salino.

Por todas estas razones, si las sales marinas no cumplen con estos requisitos, lo más probable es que no cuenten con la homologación pertinente para su comercio.

Siempre que quieras adquirir este tipo de producto debes atender a este pequeño pero importante detalle. De lo contrario estarás acortando la vida útil del clorador salino, afectando el agua de la piscina, y, por lo tanto, generando una pérdida mayor a tu bolsillo.