Las sales minerales pueden encontrarse en el organismo de los seres vivos, a pesar de que muchos de éstos no la producen, sino que deben adquirirlas a través de algunos alimentos.

Para Sal Roca es importante compartir información respecto a la sal y sus diferentes tipos. En cuanto a las sales minerales, estas se clasifican en macrominerales, microminerales y según qué tan soluble sean en el agua.

Tipos de Sales minerales

Sales macrominerales

Son las sales minerales que el cuerpo necesita diariamente para mantenerse, llegando a necesitar una cantidad que alcanza los 100mg. Entre estas se encuentran:

  • Calcio: Ayuda a fortalecer los huesos, además el calcio también puede encontrarse en los músculos y sangre. Puede ingerirse a través de productos lácteos, legumbres y algunos vegetales.
  • Fósforo: Provee energía y proteínas al cuerpo, fortalece los huesos. Tal y como sucede con el calcio se requiere un aporte similar y se obtiene en fuentes similares como huevos, leche, pescado, carnes, entre otros.
  • Sodio: los músculos requieren de sodio para un buen funcionamiento. Controla la presión arterial y regula la cantidad de líquidos corporales. Puede encontrarse en la sal de uso doméstico, vegetales y carnes procesadas.
  • Potasio: Ayuda al funcionamiento de músculos y sistema nervioso, también regula los líquidos corporales. Se ingiere mediante frutas, pescado, carnes y hortalizas.
  • Magnesio: Es un mineral esencial en el proceso metabólico del cuerpo, para los músculos y el sistema nervioso. Puede ser adquirido a través de vegetales de color verde oscuro, legumbres, cereales, entre otros.

Características de las Sales Minerales

Sales microminerales

Estas sales minerales son las que el organismo requiere en menor medida, en una cantidad por debajo de los 100mg. Entre ellas se encuentran:

  • Hierro: Está vinculado con la hemoglobina, glóbulos rojos, y ayuda a la oxigenación de los pulmones. El hierro se consigue en legumbres, frutos secos, hígado, huevos, entre otros.
  • Zinc: Este mineral se encuentra en todas las células del cuerpo, tejidos de la piel y algunos órganos. Los alimentos que aportan zinc son pescado, carnes, frutos secos, entre otros.
  • Yodo: Mejora el funcionamiento de la glándula tiroides y controla el organismo. Se consigue en pescados, mariscos y sal yodada, para aquellos alérgicos a alimentos provenientes del mar.
  • Flúor: Mantiene el esmalte de los dientes y los huesos, por eso muchas dentífricos lo componen, aunque se recomienda no usarse en los dentífricos de niños, también produce hormonas. Las fuentes que lo proveen son algunas verduras y hortalizas, té, café, entre otros.

Sales insolubles o precipitadas

Este grupo de sales minerales, son insolubles al agua y cristalinas, pueden encontrarse en organismos como erizos de mar, animales vertebrados y plantas. Las sales minerales insolubles son las siguientes: Carbonato de calcio, fosfato cálcico y silicatos.

Sales solubles o disueltas

Se encuentran en medios acuosos junto son sus iones o electrolitos, que son llamados cationes y aniones. Tienen funciones nutrientes, catalíticas y algunas de ellas son parte de moléculas importantes como el ión ferroso o férrico, el ión magnesio y el ión calcio, también tienen función osmótica y función reguladora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation